Historias de Lisboa: la belleza del binomio

Solo un rasgo perdido y sorprendente dentro de una película de culto: el protagonista en su persecución y fusión con la ciudad suelta algo explosivo que nos anonada. En la versión subtitulada no hay lugar a dudas: está escrito. No hay más que leer: El binomio de Newton es tan bello como la Venus de Milo.

La película fue dirigida por Win Wenders y estrenada en  1994. La música corre de la cuenta de Madredeus, y Lisboa se encarga de secuestrar los sentidos del espectador.

El taller de cerámica Valles 16 que comparte la pasión por la ciudad del Tejo me llamó la atención sobre los azulejos. La sorpresa fue encontrar la excelente filmación del acueducto de las aguas libres.

Madredeus, azulejos, Lisboa, las aguas libres, y…un recuerdo de la belleza de la matemática, ¿puede pedirse algo más?

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Circunstancial, Intimista y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s