Calabuig: una cárcel limpia

En plena guerra fría un físico americano implicado en la guerra de armamentos desaparece misteriosamente. Por el mismo tiempo Jorge, un desconocido y simpático abuelete se integra en la vida de un apacible pueblo mediterráneo llamado Calabuig.

Con esos mimbres, Luís García Berlanga construye en 1956 una de sus esplendidas comedias neorrealistas. Al costumbrismo que va ganando con el tiempo hay que añadir como afectaba la globalización y la amenaza nuclear hace más de medio siglo.

Peñíscola está reconocible pero no su entorno.

La matemática esta presente en distintas situaciones, incluso en la balística aplicada a los fuegos artificiales. Recogemos dos escenas contiguas: una clase de adultos y la sensatez del mantenga limpia la cárcel de matemáticas.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Comedia, Matemáticas en lo cotidiano, Problemas, Protagonista matemático y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Calabuig: una cárcel limpia

  1. Me gusta mucho esta escena, con el científico haciendo ecuaciones mientras el de al lado cuenta con los dedos, para llegar los dos a lo mismo. Algunos debieran verla y meditar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s