Juegos de guerra: la guerra no es un juego

Una película juvenil de argumento simple y comercial puede encerrar mucho más de lo que parece: nos recuerda que vivimos en un polvorín en el que se puede perder el control. Curiosamente los denostados hackers pueden salvarnos.

En un momento en que wikileaks esta desnudando la doble cara de los líderes mundiales y poniendo una vez  más de manifiesto como la realidad supera la ficción, vaya esta entrada como un pequeño homenaje a quienes muestran que es posible encontrar un punto de equilibrio entre la necesidad de secretismo de la diplomacia y el derecho democrático de estar in formados.

La película fue dirigida por John Badham y estrenada en 1983, y con el tiempo se ha convertido en un film de culto. Mostramos un largo corte de un vídeo existente y de mucho éxito en youtube, donde para parar la destrucción del mundo, un joven hace entrar en un bucle a la juguetona computadora cuando está a punto de iniciar la destrucción mutua asegurada.

La cinta sirve como introducción a la matemática de los juegos sin estrategia ganadora como el tres en raya del tablero 3×3.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Acción, Cine juvenil, Fantasía científica y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s