Perros de paja: la cólera de un matemático

El durísimo cine de Sam Peckinpah ejemplariza en un matemático lo que puede ocurrir al llevar a un hombre amable al límite de su capacidad de aguante.

Un hombre pacífico dispuesto a transigir, a tolerar excesos hacia su persona, se va a crecer cuándo se traspasa su límite ético. Violenta donde las haya, de lo más duro de Peckinpah, la película se resume en su título con claridad: los matones se disuelven por momentos. Las ideas son más fuertes que la fuerza.

En el film se pueden encontrar esporádicos momentos matemáticos, pizarras y cálculos binarios, nos quedamos con el intrascendente inicio de presentación del estudioso.

La cinta se estrenó en 1971, después de la consagración del director con Grupo salvaje.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Acción, Circunstancial, Protagonista matemático. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s